Toma LSD y salva a un perro de una casa en llamas… que en realidad no se estaba incendiando

Animales 86 Visitas

Se imaginó que había un incendio y quería salvar un perrito. Un súper héroe, de nombre Michael Orchard, entró a la casa de sus vecinos de forma intempestiva para salvar “según él” a un perro de las insaciables llamas que conminaban con su vida.

Se imaginó que había un incendio y quería salvar un perrito

Se imaginó que había un incendio y quería salvar un perrito

Todo esto suena como una parte de una de esas populares series de tv, o bien la escena de una película de superhéroes sin tantos efectos especiales, claro; no obstante la escena realmente pasaba en la cabeza de este hombre, y los efectos no eran los de una película, sino más bien los del LSD que había consumido.

El señor Orchard, de 43 años de edad, quien vive en Halfmoon, N. York, en los Estados Unidos, decidió tomarse un coctelito en su casa; sin embargo no era un Martini o bien un vodka tonic. No… se lo preparó con LSD y jarabe para la tos.

Como es de suponerse, después de un rato, las alucinaciones empezaron y fueron totalmente terribles.

Después de hacer un llamado, la policía asistió al sitio, puesto que Michael, presentaba un comportamiento totalmente extraño, y como ya afirmamos, se había introducido en la propiedad de su vecino.

El oficial Mark Cepiel, comentó que cuando llegaron al sitio, este hombre se hallaba absolutamente intoxicado. Además de esto, tenía al perro abrazado, y también procuraba huir del calor, puesto que, explicó el oficial, “pensaba que la casa se quemaba y que estaba salvando al perrito”.

Los vecinos lo escucharon cuando trató de informarles que había un gran incendio. Mientras, tomó al cánido y también procuró escapar de las llamas en su BMW, con el que atravesó la cerca de su casa frente al apremio de no ser alcanzado por el fuego.

Evidentemente fue detenido, si bien los oficiales apuntaron que no opuso resistencia. Fue acusado de comportamiento delincuente y otros cargos, con lo que fue preso y además de esto, deberá pagar una fianza de quince mil dólares estadounidenses. Le salió costoso el “coctelito”, que le hizo alucinar de todo, hasta metió en el asunto al inocente can…

Compartir

Comentarios