Hombre se queja de IKEA porque se le atoró el testículo en una silla; Ikea le responde

Curiosidades 346 Visitas

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla. Claus Jørstad, es un noruego de 45 años de edad, y que se hizo muy famoso en Facebook, pero con mala suerte, esto lo consiguió con creces. Este hombre se hizo famoso cuando publicó una queja en su cuenta de Facebook, en la cual relataba el peculiar y hasta gracioso incidente que le ocurrió a causa de una silla que compró en la famosa tienda de muebles Ikea.

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla

Bueno, resulta que compró una silla especial, ya que el sufre de una lesión de rodilla, y por lo tanto es necesario que él se bañe sentado. Entonces cuando se encontraba bajo el agua, su testículo se le quedó atrapado en uno de los ocho agujeros que tiene la silla

Aquí te dejo la famosa silla….

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla

Cuando él se bañaba todo iba bien, hasta que quiso levantarse del asiento y simplemente le fue imposible.

Este hombre, quien a lo largo de su publicación se refirió de sus partes como el capitán y sus dos marineros, afirmo que uno de sus marineros se hinchó por el calor y cuando quiso levantarse estaba tan hinchado que se quedó atrapado. Luego de eso, intentó levantarse y sintió dolor, de inmediato pensó en bañarse con agua fría; hasta lograr que su marinero se encogiera para entonces poder sacarlo.

Finalmente, y para rematar con su graciosa publicación, Jørstad le preguntó a Ikea si tiene la misma silla, pero en color amarillo.

Hasta el momento, su post se ha compartido más de 13.500 veces, y tiene 31.000 likes y 6.300 comentarios. Y se volvió tan viral que la misma cuenta de Ikea, le respondió.

Ikea, lamenta todos los problemas que Jørstad, sufrió, y le recomendó que la próxima vez que salga a navegar con sus marineros, lleve ropa adecuada. Asimismo, le dijo que la silla sólo está disponible en rojo, negro o blanco.

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla

Para finalizar, Jørstad respondió con otra imagen, en la que aparece la misma silla, pero ahora esta cubierta con un trapo, para que en el futuro su marinero no vuelva a quedar atrapado en uno de sus agujeros.

Ahora solo queda esperar que haya aprendido la lección.

Se queja de IKEA porque se le atora el testículo en su silla

Compartir

Comentarios