Sobrino de Hitler revela los extraños hábitos de su tío; desde incesto hasta crema batida

Curiosidades

Sobrino de Hitler reveló los extraños hábitos de su tío. William Patrick Hitler, fue el sobrino de Adolf Hitler. Él pasó veranos en casa de campo de su tío en Berchtesgaden, siendo real testigo de las cosas que Adolf hacía en su vida privada. Y en un artículo que escribió, describe los horribles hábitos del dictador nazi: desde su hambre por la crema batida hasta su régimen de opresión e intimidación.

El artículo titulado Por qué razón odio a mi tío, publicado en la gaceta Look, lanzó a la luz pública la naturaleza violenta de Hitler, su amor por las mujeres preciosas y entretenidas y la predisposición a las tendencias suicidas.

Sobrino de Hitler reveló los extraños hábitos de su tío

Sobrino de Hitler reveló los extraños hábitos de su tío

Un segmento del artículo, ahora desenterrado, describe la primera visita de William a la casa de Berchtesgaden, el cual se leé:

“Conduje hasta allá con amigos y veíamos el jardín. Hitler se encontraba tomando té y entreteniendo a algunas mujeres muy preciosas. En el momento en que nos vio salió a recibirnos, moviendo un látigo mientras paseaba y tomando las copas de las flores.

“Él aprovechó esa ocasión para advertirme que nunca más mencionaría que yo era su sobrino. Entonces regresó a donde sus invitados agitando su látigo. Teníamos pasteles y crema batida, el paraíso favorito de Hitler. Me sorprendió su intensidad y sus gestos femeninos”.

El sobrino nació en el mes de marzo de mil novecientos once en Liverpool, hijo del hermanastro de Hitler, Alois, y su esposa, la irlandesa Brigid Dowling. Los dos lo criaron en Inglaterra, mas buscó empleo en Alemania así como su tío.

Se sabe que William llego a coaccionar al dictador, exigiendo un trabajo mejor, y se cree que lo había conminado con decir a la prensa que el presunto abuelo paterno de Hitler era un comerciante judío.

Según la familia, Adolfo Hitler lo forzó a huir de Alemania cuando rechazó adquirir la ciudadanía, infringiendo las órdenes del dictador. Tras el exilio, William empezó a escribir sobre la vida personal de su tío, incluyendo un relato escalofriante de incesto:

“Cuando visité Berlín en 1931, la familia estaba en problemas. Geli Raubal, sobrina de Hitler, se había suicidado. Todo el mundo sabía que Hitler y ella intimaban, y que ella había estado esperando a un niño, un hecho que lo encolerizó. Además de esto, su revólver fue encontrado al lado del cuerpo de ella”.

William recordó las reacciones de Hitler a su escritura, diciendo:

“Publiqué algunos artículos sobre mi tío cuando volví a Inglaterra y fui convocado de nuevo a Berlín y llevado por mi padre y mi tía al hotel de Hitler. Estaba colérico. Paseando de arriba a abajo, de ojos salvajes y llorosos, me hizo prometerle retractarme de mis artículos y me amenazó con matarme si algo más de su vida privada se escribía.

“Estaba en un estado brutal y agitando su látigo. Gritó insultos en mi cara, tal y como si estuviese en un discurso político”.

Finalmente, William se convirtió en un ciudadano estadounidense y luchó en el Pacífico por su país adoptivo con la armada de los USA.

Después el joven se trasladó a Queens y cambió su nombre en mil novecientos cuarenta y seis. Se casó y tuvo 3 hijos. Murió en 1987.

Sus escritos están ahora a la venta mediante un distribuidor canadiense, AbeBooks.

Compartir

Comentarios