Tener sexo mantendrá tu cerebro joven y con mejores funciones cognitivas

Noticias 206 Visitas

Tener sexo mantendrá tu cerebro joven. Si tras rodar por el pasto con tu muchacha has pensado: “¡Ah, esto me sostiene joven!”, ¡llevas razón! Resulta que tener relaciones íntimas es buenísimo para sostener el cerebro joven y agudo. Con lo que quizás es hora de dejar de torturarte con jugos verdes y semillas de chía, y solo debas tener relaciones íntimas.

Un nuevo estudio efectuado en la Universidad de Coventry, en el R. Unido, descubrió que los hombres, singularmente de una edad más avanzada, que tienen sexo de manera regular, tienen mejores funciones cognitivas y de memoria, lo que confirma que el sexo es, en verdad, un fármaco prodigioso.

En el estudio, los estudiosos Hayley Wright y Rebecca Jenks interrogaron a seis,800 personas de toda Inglaterra, con múltiples juegos cerebrales para probar su función cognitiva. Los desenlaces mostraron que los hombres entre cincuenta y ochenta y nueve años de edad, que apuntaron tener relaciones íntimas incesantes, consiguieron una puntuación un veintitres por ciento superior en las pruebas de palabras cognitivas y un tres por ciento más alto en rompecabezas de números, que los hombres que han experimentado un periodo de “triste sequía”.

Tener sexo mantendrá tu cerebro joven

Tener sexo mantendrá tu cerebro joven

El hecho de que tener relaciones íntimas podría ser un factor en la reducción de los efectos secundarios de la vetustez no es muy sorprendente si tenemos en cuenta todas y cada una de las hormonas fantásticas y productos químicos que se liberan en el cerebro a lo largo de la actividad sexual, singularmente la dopamina.

La dopamina es un neurotransmisor, esencialmente, el preferido de todos, y lo sepan o bien no (es lo que te da la sensación de alegría), hay mucha dopamina flotando en torno a tu cerebro a lo largo del acto sexual. La inundación de tu cerebro con esas hormonas de la dicha, aumentan la cognición.

Tener sexo mantendrá tu cerebro joven

Y bueno, solo pues los efectos son más evidentes en los hombres mayores, no desea decir que no afecte en un comienzo temprano. Con lo que desde ahora toma cautelas y mantén el ritmo, caballero. Este es el resumen de esta investigación, para ampliar el panorama:

Antecedentes:

La relación entre la cognición y la actividad sexual en los adultos mayores sanos es poco investigada. Una cantidad limitada de investigaciones en este campo han probado que la actividad sexual se asocia con una mejor cognición en hombres mayores. El presente estudio explora los posibles factores de mediación en esta asociación en los hombres y las mujeres, y los intentos de entregar una explicación en concepto de influencias fisiológicas sobre la función cognitiva.

Método:

Se emplean los datos últimamente libres de Onda seis, del Estudio Longitudinal Inglés sobre el Envejecimiento. Este estudio explorara las asociaciones entre la actividad sexual y la cognición en adultos de cincuenta a ochenta y nueve años (n = seis.833). Se examinaron 2 pruebas diferentes de la función cognitiva: secuenciación numérica, que se refiere normalmente a la función ejecutiva, y la memoria de la palabra, que se refiere normalmente a la memoria.

Resultados:

Tras ajustar los datos por edad, educación, condición social, actividad física, depresión, cohabitación, autopercepción de la salud, soledad y calidad de vida, hubo una asociación significativa entre la actividad sexual y la secuenciación numérica, y la memoria en los hombres. No obstante, en las mujeres hubo una asociación significativa entre la actividad sexual y la memoria, mas no en la secuencia numérica.

Conclusiones:

La participación de posibles intermediarios de estas asociaciones (por servirnos de un ejemplo neurotransmisores) aun se discuten. La naturaleza transversal del análisis es limitante, mas da una vía prometedora para futuras exploraciones y estudios longitudinales. Los desenlaces tienen implicaciones para la promoción de la orientación sexual en los establecimientos de salud, en los que el mantenimiento de una vida sexual sana en la edad avanzada podría jugar un papel definitivo en la mejora de la función cognitiva y el bienestar.

Compartir

Comentarios