La primera cita sale bien: voló 2,300 km para conocerla, y una semana después viven juntos

Amor

Eso es una primera cita. se mudan juntos una semana después. Un hombre conoció a una mujer on line y voló medio planeta para una primera cita, pero lo más sorprendente fue que una semana después le solicitó que se mudara con él.

Eso es una primera cita. se mudan juntos una semana después

Eso es una primera cita. se mudan juntos una semana después

Zsolt Levai, tiene treinta y dos años de edad y es húngaro. Asegura que su conexión con Sariah Lizama, mexicana de veintiuno años, fue instantánea. Ellos se conocieron mediante un lugar de citas y viajes.

Después de conocerse un tanto en Internet, le adquirió un boleto de avión para Chipre. Zsolt y Sariah se conocieron en el mes de septiembre, y pese a jamás haberse tratado en persona, Sariah, una maestra de Inglés, confió en su instinto y admitió el viaje.

“No aguardaba nada serio en un comienzo, más si bien suene repelente, sentí que era lo adecuado, y jamás he sido más feliz. Él me ha tratado como una princesa desde el primero de los días. Creí que era un caballero y que era tierno, me hizo sentir en confianza”.

Sariah Lizama

Los dos se hallaron en la puerta de llegada en el aeropuerto en el mes de agosto, y son inseparables desde ese momento, pese a que ninguno procuraba una relación seria por adelantado.

Zsolt, un gerente de una compañía de envíos, ingresó a ese lugar de citas en el momento en que un amigo se lo aconsejó, y poco después halló a Sariah, cuando navegaba en el lugar para viajantes entusiastas.

“Como una mujer joven, hallé una forma interesante de viajar”, afirmó Sariah, quien se halló con la página por casualidad.

Zsolt, afirmó que su relación, en la era actual, no ha de ser mal vista, sobre todo pues es muy simple localizar otras personas en el Internet con exactamente los mismos intereses y en pos de exactamente las mismas experiencias.

“Me sentí muy cómoda al conocernos, después de charlar un rato, sentía que nos conocíamos de hace bastante tiempo. Así que decidí seguir mi instinto al venir, y no me equivoqué”.

Zsolt, explicó que si bien no procuraba enamorarse, cuando comenzó a charlar on line con ella, de manera inmediata sintió una conexión, y que en persona era mucho mejor que mis expectativas.

“Nos mensajemos mucho diariamente ya antes de conocernos, llegamos a conocernos bien, tanto como nos lo dejó Internet. Mi primera impresión es que era muy preciosa, estaba inquieto y mi corazón latía muy rápido”.

En tan solo dos semanas se percató de que esto era algo serio, entonces sorprendió a Sariah, con una cena un pastel para festejar su aniversario veintiuno.

“Sentimos que nos conocíamos desde hace mucho, y sabía que este podría ser el inicio de una enorme historia amorosa. Hemos tomado una buenísima decisión”.

Zsolt está de camino con su pareja en Hungría, entonces van a ir a México a conocer el país.

Compartir

Comentarios