Esta Sugar Baby revela sus experiencias con los hombres ricos que la mantienen

Curiosidades 383 Visitas

Una Sugar Baby cuenta su experiencia con hombres ricos. Deambular por la universidad puede ser una experiencia deprimente, no solo emotivamente sino más bien a nivel económico. Los gastos son altos, la vida es cara y el banco de mamá y papá es limitado.

Al paso que la mayor parte de la gente lucha para solucionar sus estudios universitarios, con un trabajo de medio tiempo, ciertas pequeñas se sienten atraídas por ciertas, afirmemos menos usuales, mas muy rentables, líneas de trabajo…

Una de estas líneas implica ser una Sugar Baby, o sea, una hermosa joven que busca a un viejo rico, esto es, un Sugar Daddy que pueda abonar sus necesidades y lujos. Hoy en día aun hay sitios donde estas chicas se promocionan para hallar a estos ricachones que desean divertir a estas estudiantes de licenciatura con grandes cantidades de dinero.

Una Sugar Baby cuenta su experiencia con hombres ricos

Una Sugar Baby cuenta su experiencia con hombres ricos

Un estudiante en el Royal Holloway, llamada Lara, de veintisiete años, le contó a Times Magazine sobre su experiencia como una Sugar Baby, y la manera en que, al final, acabó enamorada…

Tras firmar con la compañía Seeking Arrangements, Lara en un inicio sintió miedo, temor y nerviosismo por transformarse en una Sugar Baby mas con cuarenta mil dólares estadounidenses en deuda de estudiante, no tenía otra alternativa.

“He tenido diez Sugar Daddies. El primero fue un escocés cuarentón, que estaba divorciado. En nuestra primera cita, llevaba un vestido con cuello alto. Era modesta. Yo no deseaba enseñar los pechos y el trasero”.

Como era de aguardarse, cuenta Lara, ciertos hombres que entran a estos sitios son torpes y no tienen idea de de qué forma charlar con las pequeñas, mas todos son desprendidos con sus Sugar Babies.

Mas pese a lo que ciertos piensan, Lara no lo ve como una forma de prostitución:

“Se puede eludir ser visto como una cazafortunas o bien una puta, asegurándote se vean tus esperanzas. Creo que la mayor parte de los hombres espera tener relaciones íntimas con las Sugar Babies en algún instante, mas en el lugar afirma que no deberías dormir con alguien hasta el momento en que hayas establecido las reglas del juego”.

Acá ciertos consejos de la propia página para las chicas que desean ser Sugar Babies:

“Empecé a utilizar Seeking Arrangement hace 3 años. Estaba inquieta al comienzo. Yo no sabía qué aguardar. Mas no puedes dejar que los hombres vean tu temor. Debes sostener el control o bien corres el peligro de que se aprovechen de ti. Eso es cierto para las dos partes”.

De su primera cita recuerda:

“Fuimos por unas bebidas y me preguntó si deseaba ir a cenar. ¡Naturalmente! Era eso o bien unas papas al horno en mi casa. Después proseguimos juntos, mas no nos besamos, y conseguí una comida de mucho lujo sin costo. En el momento en que me mudé a Londres me quedé muy sorprendida por lo costoso que es. Aún tengo cuarenta mil dólares americanos en préstamos estudiantiles qué abonar. De ahí que que registré en la página. Y creí que sería ameno ir a ciertos restoranes agradables, y quizás tener un par de zapatos nuevos”.

Una Sugar Baby cuenta su experiencia con hombres ricos

Hay Sugar Daddies de nivel de diamante, es decir, un hombre rico de setenta años de edad.

“Pero no me importa la cantidad de dinero que tienen; solo importa lo desprendidos que sean con ese dinero. Tengo indicaciones. Si llega en un vehículo carísimo, probablemente no sea suyo (un montón de gente engaña sobre la cantidad de dinero que gana). Y siempre y en toda circunstancia comienzo las citas temprano, cerca de las 6:30 pm. Si nos hallamos a las ocho o bien nueve pm y vamos por unas bebidas y tras la cena, sería finalizar a la 1 am y mis opciones son limitadas. ¿De qué manera puedo escaparme? ¿Qué suponen?

“Me he emborrachado con ciertos de ellos, mas jamás he tenido relaciones íntimas con un Sugar Daddy. La mayor parte de mis arreglos han durado ciertas semanas. Se toma un tiempo para edificar el género de relación a fin de que entonces venga el dispendio de dinero. Mientras que salimos, dices: ‘¿No te semeja bonito?’, y te lo adquiere. O bien dices: ‘tengo frío’, y va y te adquiere una bufanda”.

Veamos ahora otro testimonio de esta chavala, Ashley:

Lara ha encontrado el amor con una de sus Sugar Daddies, de treinta y seis años de edad, quién le manda uno con quinientos dólares estadounidenses cada mes para cubrir sus préstamos estudiantiles. Asimismo paga su alquiler y los gastos del cada día, tal como un curso para transformarse en profesora de yoga.

“Conocer a gente on-line es normal ahora. Es común buscar citas on line, por servirnos de un ejemplo rightmove.com para hallar compañeros de casa; o bien puedes usar couchsurfing.com y Airbnb. Seeking Arengement es solo otra forma de conocer a alguien. Es un lugar de citas en las que no debes abonar por cualquier cosa, y consigues una bolsa de regalos. No es gran cosa”.

Bueno, cuando lo pone de esa forma …

Compartir

Comentarios